El poliéster es una de las materias primas reutilizadas por la marca, como el cachemir, el nailon y el algodón con el objetivo de ahorrar energía y recursos, y reducir los desechos textiles para hacer la industria de la moda mucho más responsable con el medioambiente.

El poliéster reciclado para esta colección proviene de residuos que de otro modo irían al vertedero, como las viejas botellas PET. Todas las piezas recicladas de C&A están certificadas según el Estándar Global de Reciclado o el Estándar de Declaración de Reciclado y contienen al menos un 20% de materiales reutilizados. El relleno de las prendas está hecho de 100% de botellas de plástico usadas. Un abrigo de invierno consta de alrededor de 14 a 24 botellas de plástico.

Debido a que se necesita mucha energía, agua y otros recursos para crear desde cero materiales como el algodón y el poliéster, el reciclaje se presenta como una de las mejores opciones para contribuir a un sistema de moda más circular. En el marco de su estrategia de sostenibilidad, intrínseca en el ADN de la firma en sus 179 años de historia, C&A ha apostado por una producción sostenible, logrando que el 64% de las materias primas empleadas en sus colecciones (como el algodón, la viscosa y el poliéster) se obtengan de forma más sostenible.

C&A desvela los grandes hitos del 2019 en su último Informe de Sostenibilidad Mundial

Algodón orgánico

Uno de sus principales hitos ha sido la incorporación del algodón orgánico en la producción de sus prendas (incluyendo sus vaqueros) y el apoyo a los agricultores para fomentar el cultivo de esta materia prima, permitiéndoles contar con alternativa de vida sustentable. En estos momentos C&A es el mayor comprador de algodón orgánico certificado del mundo, siendo el 71% algodón orgánico certificado o Better Cotton.

Además, este material cuenta con el certificado Organic Content Standard (OCS) o Global Organic Textile Standard (GOTS). Sus ventajas son determinantes para la conservación el ecosistema: para su fabricación no se usan pesticidas ni fertilizantes y permite la rotación de cosechas permitiendo a los agricultores mantener sus tierras sanas.

Poliéster reciclado

C&A es una de las pioneras en Europa en tomar medidas contundentes para incrementar el uso de las fibras recicladas, especialmente desde el año 2017, cuando se marcó entre una de sus prioridades utilizar el poliéster reutilizado en sus abrigos y blusas, y nailon presente en unas 80.000 piezas de lencería, las cuales han sido certificadas conforme al Global Recycled Standard (GRS).

Nailon reciclado

El verano de 2020 llegó con nuevas innovaciones al lanzarse en mayo la primera colección de baño con fibras recicladas. Los diseños femeninos están hechos con nailon reutilizado, proveniente de artículos desechados como redes de pesca, restos de moqueta o tul; mientras que la colección masculina con poliéster ha sido fabricada con restos de botella de plástico.

 

Cashmere reciclado

El pasado septiembre, C&A trazó otro hito en su historia con el lanzamiento de la colección cashmere reciclado, que cuentan con la certificación GRS. Prendas hechas con 3% de lana y 97% de cashmere. De éste último, la mitad consiste en hilo reciclado, cuidadosamente seleccionado, y el resto fibras nuevas.

Celulosa sintética

En C&A se han comprometido a adquirir el 100% de las fibras de celulosa sintética de proveedores que hayan implementado prácticas para evitar que entren productos de bosques antiguos o en peligro en su cadena de suministro. Esta iniciativa la han trabajado con CanopyStyle desde 2015 para abordar el problema de la tala de bosques antiguos y en peligro junto con otras 170 marcas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí