“Para conciliar nuestras necesidades con la preservación de un planeta con recursos limitados, en L’Oréal España estamos realizando una transformación radical de nuestro modelo de negocio, colocando la sostenibilidad en el centro. Ya no basta con que las empresas reduzcamos nuestro impacto medioambiental con objetivos ‘autoestablecidos’, ha afirmado en la presentación el presidente y CEO de L’Oréal España, Juan Alonso de Lomas.

Nuestro compromiso es garantizar que nuestras actividades respeten los ‘límites planetarios’ a lo largo de todo el ciclo de vida de nuestros productos. Por eso, nuestros compromisos no solo se centrarán en nuestro impacto directo, también abordarán nuestro impacto indirecto, que incluye, por ejemplo, la actividad de nuestros proveedores y el uso de nuestros productos por parte de los consumidores. Es lo que el planeta nos está demandando”, concluye.

Para desarrollar su actividad dentro de los denominados límites planetarios –nueve indicadores que, si se traspasan, ponen en peligro la habitabilidad en el planeta–, L’Oréal ha definido, junto a expertos científicos, diferentes objetivos cuantificables para limitar el impacto de su actividad en el clima, el agua, la biodiversidad y los recursos naturales.

En concreto, L’Oréal España –neutra en emisiones de carbono desde 2017 (según los scope 1 y 2)– abordará ahora la reducción de emisiones en el resto de su cadena de valor (scope 3, transporte, abastecimiento de materias primas, fase de consumo…), comprometiéndose a reducir en un 50% todas sus emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de producto terminado en comparación con 2016.

Desde 2005, el Grupo señala que ha reducido las emisiones de CO2 de sus plantas y centros de distribución en un 78% en términos absolutos, al mismo tiempo que el volumen de producción ha aumentado en un 37% durante el mismo período. Para finales de 2019, 35 centros de L’Oréal eran neutros en carbono (lo que significa que usan energía 100% renovable), de los que 14 eran fábricas.

En cuanto a la gestión sostenible del agua, la ambición de la compañía ahora es reducir aún más el consumo de agua en los edificios en los que opera en España (su sede en Madrid, dos fábricas y dos centros de distribución) para 2025.

En sus esfuerzos para conservar los recursos naturales, L’Oréal se ha comprometido a que, para 2030, el 100% de los plásticos utilizados en sus envases procedan de fuentes recicladas o de base biológica (50% en 2025), es decir, que eliminará el uso de plástico virgen. Además, para respetar la biodiversidad, el 100 % de los ingredientes de base biológica para fórmulas y materiales de envasado serán trazables y procederán de fuentes sostenibles (actualmente son el 68%).

El ejemplo de burgos

Por otro lado, L’Oréal España enfatiza que es pionera en el Grupo gracias a su Fábrica Internacional de Productos Capilares en Burgos, referente en sostenibilidad al convertirse en la primera planta neutra en emisiones de carbono de 2015 gracias a una central de biomasa que permite que toda la energía que consume sea 100% renovable.

Además, es la primera ‘fábrica seca’ de L’Oréal en el mundo desde 2017, es decir, que utiliza un sistema de circuito cerrado o waterloop, que recupera y recicla el agua de su fase de producción, lo que le ha permitido ahorrar desde entonces 10.707 m3 litros de agua, el equivalente a tres piscinas olímpicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí