Un profesor de escuela alemán es el principal sospechoso en la desaparición de un hombre cuyos huesos fueron encontrados en un parque de Berlín. Las autoridades creen que se conocieron en un sitio de citas gay y que después de matarlo el profesor se habría comido sus restos.

El presunto caníbal está identificado como Stefan R, de 41 años, y su víctima sería Stefan Trogisch, de 44 años, cuya desaparición había sido denunciada por sus compañeros de piso a principios de septiembre tras salir un día a media noche y nunca regresar.

El 8 de noviembre pasado peatones encontraron los huesos de Trogisch en un parque en Berlín e informaron a la policía. Las autoridades utilizaron dos perros entrenados para seguir rastros desde puntos separados de la ciudad y ambos llegaron al apartamento del profesor caníbal.

Allí encontraron una sierra para huesos con sangre humana, un suministro de productos químicos y una hielera vacía. El sospechoso afirmó que los químicos eran para hacer jabón, pero la policía investiga si pudieron haber sido usados para descomponer el cuerpo de la víctima.

Las autoridades tienen varios indicios para soportar sus sospechas y capturar este miércoles al profesor. Una de ellas fue la forma en que se encontraron los huesos, completamente limpios de carne o músculo, lo que siguiere que fueron separados de forma artificial.

Además, en el allanamiento al apartamento del presunto asesino encontraron rastros de sangre de la víctima tras realizar pruebas forenses. Al revisar su historial de búsqueda también descubrieron que Stefan R tenía interés en el canibalismo y que participaba en foros donde se discutía sobre el tema.

En una de esas discusiones incluso respondía a la pregunta de si era posible sobrevivir a una amputación del genital, afirmando que “en mi experiencia” algunas personas (hombres) tenían este deseo para sentirse mujeres o para obtener placer masoquista.

Stefan R es un profesor de matemáticas y química en una escuela secundaria en Berlín; su víctima, Stefan Trogisch, era un mecánico eléctrico. Ambos se habrían conocido a través de un sitio de citas online gay, y tras intercambiar mensajes que están en poder de las autoridades, habrían pactado reunirse la noche del 5 de septiembre cuando Trogisch se despidió por última vez de sus compañeros de piso antes de salir a encontrarse con su presunto asesino.

Stefan Trogisch, de 44 años, era electricista. Fue reportado como desaparecido el 5 de septiembre, sus huesos fueron encontrados en un parque en Berlín. Las autoridades investigan si había sido víctima de un asesino caníbal

Las autoridades desconocen si la víctima también tenía interés en el canibalismo pero afirmaron que su caso pasó de ser una investigación de persona desaparecida a una por asesinato.

Ante las pruebas recopiladas el sospechoso fue puesto bajo custodia preventiva y llevado ante un juez acusado de “asesinato sexual con un motivo básico”.

El caso ha despertado revuelo en Alemania, sobre todo porque recuerda un notorio asesinato caníbal de principios de los 2000 en el que el asesino afirmó que su víctima era un participante voluntario.

En ese caso, el caníbal y su presa también se conocieron en internet, cuando según el condenado a cadena perpetua Armin Meiwes publicó un anuncio online buscando un joven para “masacrar y consumir”. Bernd Juergen Brandes por su parte, había publicado otro pidiendo que alguien “borrara su vida y no dejara rastro”.

Los dos hombres terminaron encontrándose en la residencia de Meiwes, quien se grabó cortando con un cuchillo los genitales de su visitante antes de que ambos hombres intentaran comérselos.

“Bernd vino a mí por su propia voluntad para acabar con su vida”, dijo durante sus juicios Meiwes. Sin embargo, fue sentenciado a cadena perpetua.

El caso de Stefan R apenas comienza pero, de acuerdo a la información conocida hasta el momento, el hombre aún no ha declarado su inocencia o culpabilidad. Permanecerá detenido mientras enfrenta el juicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí