Crean una doble mutante de la potente toxina científicos del Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)  (tamapina) que contiene el veneno de alacrán que inhibe la propagación del cáncer (metástasis).

Federico del Río Portilla, investigador del Instituto de Química, y su estudiante de doctorado, Marlen Mayorga Flores explicaron que al modificar la tamapina se produce un bloqueo de la migración de las células cancerígenas de 60 hasta 70 por ciento.

Esto esta comprobado que funciona para ciertos tipos de cáncer, como el de próstata, mama y piel.

Los científicos ya comprobaron que la mutante de la toxina que se encuentra en el veneno de alacrán no daña a las células sanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí