El Gobierno (de Nicolás Maduro) no tiene capacidad para suministrar gas a ningún país del orbe, no tenemos para nosotros mismos, comenta a El Economista Rafael Quiroz, economista especializado en temas energéticos desde Caracas vía telefónica.

Maduro propuso el pasado viernes que Venezuela se convierta en proveedor de gas a México.

“Hay que hablar con nuestros hermanos de Pemex en México, hay que hablar con el gobierno mexicano, porque he visto todo el tema del suministro de gas y el esfuerzo que está haciendo el presidente (Andrés Manuel) López Obrador para resolverlo, ahora agravado con las nevadas en Texas”, indicó Maduro en un acto oficial transmitido por la televisión.

Cuestionado sobre si existe o no un stock suficiente de gas venezonalo para importar, Quiroz responde: “No hay suministro suficiente para la demanda de gas que está requiriendo el mercado interno; hay gasolina y gas para zonas metropolitanas; pero para el interior del país no hay gas”.

Las declaraciones de Maduro resultan sorpresivas si se toma en cuenta las múltiples crisis que acumula Venezuela. El sentido de las palabras de Maduro son mera retórica para intentar crecer en importancia frente a Estados Unidos dada la crisis que levantó tormentas polares en estados como Texas. Para Rafael Quiroz las palabras de Maduro “no solo se está burlando del pueblo de México sino (también) del venezolano”.

“El Gobierno (de Maduro) es irresponsable por sus afirmaciones y, desde luego, por su falta de seriedad tratándose de un país como México”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí