El gobierno de Estados Unidos relanza su relación con México después de cuatro años en que las ocurrencias se impusieron a la institucionalidad de la agenda bilateral.

Los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador sostuvieron su segunda interacción desde que el nuevo mandatario estadounidense tomó posesión el 20 de enero.

El legado del presidente Trump en la relación con México puede ser muy bien representado por el caso del general Cienfuegos, ya que su Fiscal General abrió la celda para su regreso a México dejando atrás una amplia investigación de la Administración para el Control de las Drogas (DEA). Este episodio resultaría imposible de ver durante la administración Biden.

Es normal que los temas de la agenda bilateral no cambien: seguridad, migración y comercio. El interés será el matiz que hagan ambos presidentes el día de hoy durante su conversación al medio día. A los tres grandes temas se agrega el de la vacuna.

El momento del encuentro virtual favorece al mexicano por el distanciamiento que Joe Biden está haciendo de la herencia que encontró en el Despacho Oval. Juega a favor de AMLO el alivio migratorio que intentará hacer Biden. Mantener el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y desmantelar el “Quédate en México”, reposicionarán a Biden como un presidente que entiende la dinámica de la relación con México, pero sobre todo, que enmarca sus decisiones en el respeto a los derechos humanos.

Eunice Rendón, coordinadora de Agenda Migrante, comenta que desde la frontera con Matamoros, Estados Unidos ya está aceptando solicitudes de asilo de migrantes centroamericanos, aunque recuerda que el presidente Biden y Roberta Jacobson han dicho que el desmantelamiento del programa “Quédate en México” podría durar hasta seis meses.

Rendón también menciona que los dos temas en los que pudiera haber laberinto de por medio durante la conversación entre AMLO y Biden son: seguridad y agenda verde. 

En el primero de ellos, el de seguridad, una fuente de la cancillería enterada de la conversación que sostuvieron el viernes el secretario de Estado, Antony Blinken y el secretario Marcelo Ebrard comenta que el funcionario estadounidense fue muy receptivo y “comprendió” lo expresado por Ebrard sobre el rol del trasiego de armas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí