La falta de acceso a la tecnología y la atención a los estudiantes por parte de los padres de familia propiciará una complicada recuperación de los nueve mil alumnos de Quintana Roo ausentes del curso, pese a lo cual no habrá reprobados por disposición de la Secretaría de Educación Pública (SEP), advirtió Fermín Pérez Hernández.

Al referirse a este tema, el Secretario General de la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), agregó que no mantienen contacto con esos alumnos, durante el ciclo escolar 2020-2021.

Añadió que esa falta de contacto sucedió a pesar de los esfuerzos y las campañas de la Secretaría de Educación y de los propios docentes.

Ante esto, abundó que existe una instrucción de la (SEP) para que, en el presente ciclo escolar, los alumnos no sean reprobados por la pandemia de la COVID-19 y las limitaciones de acceso a las tecnologías que los educandos enfrentan.

Reconoció que las clases a distancia complican no sólo tener contacto con los alumnos y sus padres, sino su impartición misma, por lo cual consideró que la recuperación de los estudiantes será hasta el regreso a clases presenciales, pues muchos emigraron.

“Es una tarea complicada que le corresponde, tanto a la Secretaria de Educación, como al maestro, el mantener el número de alumnos con los que iniciaron labores”, enfatizó.

Destacó que como SNTE lanzaron la campaña “Quédate en Clase, Pero Quédate en Casa”, donde buscan contactar a los padres de familia y alumnos para saber dónde están (los alumnos), pero la falta de acceso a la red y de equipo tecnológico complica el propósito educativo.

“No hay manera por el tema de las tecnologías, no tienen manera de cómo ubicarlos, otros están en comunidades rurales del estado, donde no hay acceso a internet y no pueden comunicarse y los maestros hacen todo lo posible para localizarlos, evitar la deserción escolar y mantener su educación “resaltó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí