Mototaxistas, con el respaldo de la alcaldía, han colocado un “filtro” en la entrada a Chiquilá, en donde obligan a los autobuses que vienen de Cancún a que ahí dejen a los turistas, para obligarlos a que los contraten para llevarlos hasta el muelle de Chiquilá, en su viaje hacia Holbox.

Es la segunda vez que ocurre esta situación, propiciada ahora, igual que en mayo, por el actual alcalde de Chiquilá, Valerio Domínguez Mayoral, quien argumenta que la avenida principal fue recientemente repavimentada y no desean que circulen por ellas unidades pesadas.

Sin embargo, la autoridad local ha favorecido así a los mototaxistas, quienes ya hacen sitio en este punto para llevar a los visitantes hasta el muelle, a 30 pesos por persona, para sorpresa de los turistas, quienes esperaban que el autobús los dejara dentro del poblado.

Esta situación fue denunciada hoy en sesión de cabildo, por la regidora Trinidad García Argüelles, quien dijo que esta situación ya genera una mala experiencia en turistas, y por ende una mala imagen en el destino.

También inconformes quedaron los integrantes del sindicato de taxistas “Balleneros de Puerto de Chiquilá”, quienes quedan sin posibilidad de llevar pasajeros.

Este acuerdo entre la autoridad local con los mototaxistas parece extenderse a las navieras, o al menos con la empresa Nueve Hermanos, pues los turistas arriban al muelle con su pasaje ya adquirido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí