Inouye será capaz de revelar características tres veces más pequeñas, informó director

El director del proyecto de un nuevo telescopio solar en Hawai, que será el más potente de su clase, espera que los astrónomos puedan comenzar a usarlo en tres meses.

Se suponía que el Telescopio Solar Daniel K. Inouye, situado en la cima del volcán Haleakala en la isla de Maui, iba a ser inaugurado el otoño pasado. Sin embargo, su director, Thomas Rimmele, declaró el miércoles a la Radio Pública de Hawai que las restricciones de viaje por el Covid-19 retrasaron la construcción de sus sistemas cruciales.

Rimmele confía en que el calendario actual no se vea afectado por los nuevos casos de coronavirus ni por ninguna posible restricción adicional.

“El 15 de noviembre es la fecha a la que aspiramos. Acabamos de tener una gran revisión, la última revisión a la construcción realizada por la Fundación Nacional de Ciencias”, dijo Rimmele. “(Los científicos) están realmente ansiosos por realizar sus observaciones y obtener datos”. 

El telescopio ha recibido unas 100 solicitudes de investigadores para un período inicial de observación de dos meses y medio. La selección de los científicos que irán primero depende en gran medida de las condiciones atmosféricas y de cuáles sean los objetos visibles en un día determinado.

Dijo que una cuarta o incluso una quinta parte de las solicitudes podrían ser aprobadas para el primer ciclo.

“Tenemos un gran número de peticiones y la gente tendrá que volver a presentar solicitudes para el próximo ciclo”, dijo. “Así es como funciona”.

El telescopio será el más grande y potente de su clase en el mundo.

El Observatorio Solar Nacional (NSO, por sus siglas en inglés) dijo que el telescopio Inouye será capaz de revelar características tres veces más pequeñas que cualquier cosa que los científicos puedan ver actualmente en el Sol.

La Corte Suprema de Hawai confirmó en 2016 el permiso para la construcción del telescopio solar.

Al año siguiente, más de 100 manifestantes intentaron bloquear un convoy de construcción que se dirigía al sitio donde sería erigido el telescopio, alegando que la cumbre del Haleakala es sagrada. La policía de Maui arrestó a seis personas.

Las protestas contra otro telescopio que se planea construir en otra montaña e isla —el Telescopio de Treinta Metros en la cima del Mauna Kea, en la Isla Grande— han impedido que los equipos de construcción trabajen en ese proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí