Alemania, Francia y Reino Unido denunciaron que la “grave violación” iraní a los acuerdos atómicos al adquirir capacidades que “constituyen pasos cruciales hacia el desarrollo de un arma nuclear”.

La producción de uranio metálico enriquecido al 20% y el aumento de la capacidad de producción de uranio enriquecido hasta un 60%, revelados por un informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), constituyen “una grave violación de las obligaciones de Irán en virtud del acuerdo nuclear de Viena”, advierten los tres gobiernos.

Además estas nuevas capacidades “constituyen pasos cruciales hacia el desarrollo de un arma nuclear e Irán no tiene una necesidad civil creíble” de desarrollar estas tecnologías, agregan.

“Nuestra preocupación es todavía mayor, dado que Irán restringió severamente el acceso a la OIEA”.

La República islámica, que ha negado siempre su intención de desarrollar armas nucleares, se ha ido liberando progresivamente de los compromisos de limitar su programa nuclear, a cambio de que se suavizaran las sanciones de Occidente y de la ONU.

La retirada de Estados Unidos en 2018, bajo la égida de Donald Trump entorpeció el acuerdo, por lo que su sucesor Joe Biden desea reintegrarlo, para ello se han llevado a cabo desde abril conversaciones indirectas con los países europeos, en la ciudad de Viena.

Lo que ocurre en Afganistán tiene cierta correlación con el futuro del acuerdo iraní. El presidente Trump decidió abandonar el acuerdo bien sustentado y arropado por varias potencias. Ahora, Irán tiene más elementos a su favor para negociarlo debido a la ausencia de EU de la zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí